Invertir en Acciones

MIS INICIOS COMO INVERSIONISTA EN LA BOLSA DE VALORES:

Hé pedido a un colega muy apreciado, nos contara su experiencia en cuanto a la inversión en la bolsa de valores en Venezuela. 

A mí me ha encantado su experiencia, es una muestra de que aun siendo joven puedes empezar en el mundo de las inversiones.  Aquí te la dejo ¡Disfrútala!

En el año 2004, cursando la asignación Fundamentos Económicos I, en la Universidad de Carabobo núcleo la Morita con la profesora Olga Cristina Robles, se dio inicio a mí formación en el mundo de las inversiones.

Recuerdo que en aquella oportunidad en una de las primeras clases de ese semestre, la profesora mandó a leer el capítulo  3 del libro “Padre Rico, Padre Pobre” de Robert Kiyosaki, titulado ¿Por qué enseñar especialización financiera? En ese momento, (aquí puedes adquirir ese maravilloso best-seller “Padre Rico, Padre Pobre” del autor Robert Kiyosaki https://amzn.to/3dfElNR) al concluir la clase se dio inicio a lo que llamo mi educación financiera. Aprendí con esa lectura, de una forma sencilla, lo que era un activo y un pasivo.

            “Un activo es algo que pone dinero en mi bolsillo. Un pasivo es algo que saca dinero de mi bolsillo”.

 Y algo que pone dinero en los bolsillos, es la compra de acciones (inversión de renta variable) en la bolsa de valores, a través de los dividendos que estos generan.

Luego, en el transcurso de ese periodo de clases, la profesora informa que hay una oportunidad de inversión en la compra de acciones de la compañía Electricidad de Caracas.

Para ese entonces, veía muy complicado hacer esa inversión, me preguntaba: ¿se necesitará mucho dinero? ¿Eso es para ricos? ¿Piden muchos requisitos, y no los tengo?, en fin, estaba lleno de dudas. Pero la profesora, habló conmigo y me aconsejó que lo dejara todo en manos de Dios, ella es muy creyente de la palabra, y me dijo: “Te voy a dar el número de teléfono de la casa de bolsa Econoinvest para que te asesoren e informen todo acerca de cómo puedes adquirir las acciones, y ya verás que si podrás realizar tu inversión”.

Salí corriendo del salón de clase lleno de mucha emoción y expectativas a realizar la llamada, todo esto desde la universidad. Llamé y me atendieron de una forma muy cordial, me dieron toda la información necesaria para realizar la inversión, lo único que no estuvo muy a favor era que tenía que reunir los requisitos rápido, ya que, no quedaba mucho tiempo para hacer la transacción.

Después de enterado de todos los requisitos y no tenerlos completos, y además, sin el dinero necesario, pero con las ganas a millón de realizar la inversión, cerré mis ojos, le pedí a Dios que me ayudara en cómo podía aprovechar esta gran oportunidad…  Pasaron unos minutos de silencio y escuché una voz que me dijo: “llama a tu mamá, estoy seguro que ella va apoyarte”.

Inmediatamente hice esa llamada, le conté todo lo relacionado a la inversión a  mi mamá, le dije: que no tenía el dinero, ni cumplía con los requisitos, así que, le pregunté si podía servir de apoyo para realizar la compra de las acciones, lo cual, al principio se negó ella estaba un poco dudosa y temerosa, pero al final accedió tenía el dinero disponible y cumplía  con todos los requisitos necesarios.

Así fue, que logré adquirir mis primeras acciones con una inversión de 200.000 Bs, no recuerdo cuantas acciones fueron, a través de la casa de bolsa Econoinvest. La atención de ellos fue muy buena, siempre aclaraban mis dudas cuando yo lo solicitaba, atendían mis llamadas cuando quería saber cómo iba el rendimiento de la acción.

Al transcurrir  unos 8 meses recibo una llamada de la casa de bolsa donde me indican que es recomendable que venda las acciones, no entendía  para ese momento, el por qué tenía que vender tan pronto las acciones, el asesor me indicó, que el gobierno iba a tomar las riendas de la compañía Electricidad de Caracas, y que las acciones podían perder gran valor. Por lo tanto, accedí a realizar la venta por un monto de 700.000Bs por las acciones compradas para ese entonces, obteniendo una ganancia de 500.000 Bs en solo 8 meses de haber realizado la inversión.

Después vinieron dos inversiones más pero esta vez fue en bonos (inversión en renta fija), el cual es otro tipo de inversión. Los bonos adquiridos fueron  Bonos del Sur II y Bonos de PDVSA. Del primero, obtuve un buen rendimiento, ya que, la inversión fue en divisas, al igual que el pago de los intereses y el capital. En cuanto al segundo, sigue activo debido a que tiene fechas de vencimiento para el 2027 y 2037. Cabe destacar, que de este bono ya he percibido el pago de intereses y capital del año 2017.

Estos fueron mis inicios en el mundo de las inversiones, la experiencia ha sido muy enriquecedora, aprendí muchas cosas que realmente ignoraba, así como, romper paradigmas o formas de pensar en esta área. Gané dinero en unas y en otras no tanto como lo esperado, tampoco me he convertido en millonario, pero les aseguro que es una forma de generar riqueza, que si se hace de una manera sistematizada, consciente e inteligente se pueden obtener grandes frutos a mediano o largo plazo.

Hoy doy Gracias a la profesora Olga Robles, por aquella clase de 2004 donde sembró una semilla de conocimiento en mi SER, la cual ha ido creciendo poco a poco con fortaleza y en un futuro con la bendición de Dios cosechar los grandes frutos, en mis inversiones en la bolsa de valores.

Escrito por mí colega y amigo:

Licenciado Manuel Osorio Silva.

Publicado por: Gladys Antonietta Guerra (Anto)

Desarrolladora de este blog.

Sígueme en mis redes

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *